Los ángeles caídos

img_20170129_154323

Ya terminé de leer la primera de las novelas que me regalaron estas navidades de la Herejía de Horus. La novela es la continuación de  El descenso de los ángeles. Lealtad y honor, (el número VI en  La Herejía de Horus) de Mitchell Scanlon, y la verdad es que no es tan buena como la primera, pero me ha gustado y creo que merece mucho la pena, pero antes de seguir con la reseña…

¡¡¡Alerta de spoilers!!!

De aquí en adelante aparecerán algunos detalles de la trama, no sigas leyendo si no quieres que te estropee el libro. Quedas en sobre aviso:

Las cosas buenas.

  • Mike Lee tiene trata bien a los personajes y puedes ver como (casi todos) los habitantes de Caliban van sutilmente poco a poco camino de la traición al Imperio, pocas veces se logra con ese cuidado.
  • Luther loco. Al final del libro aparece un Luther plenamente ido por las idas de olla que se monta el solito. Está genial, especialmente al final del libro, durante la invocación del demonio.
  • Ver como se crea toda la red de secretos de los Ángeles Oscuros, tanto de los que permanecerán leales como de los traidores.
  • La historia de Cipher, molonidad un millón, se revela gran parte de su historia (o por lo menos de ese Cipher)

Las cosas malas.

  • La batalla espacial. Es bastante ridícula, es en el espacio y lo trata como si fuese una batalla naval, ignorando por completo el uso de las 3 dimensiones, algo que por desgracia es bastante común en el género de las películas de ciencia ficción pero que se ve en menos en los libros. Además ignora también el trasfondo de WH40k y en ningún momento se producen asaltos de una nave a otra, algo muy típico cuando hay Marines Espaciales por medio.
  • El paso de Luther al Caos. No se narra, simplemente al principio de la novela es leal pero esta triste porque el Primarca lo manda de vuelta a Caliban, y luego al final lee un par de libros y ya quiere controlar demonios. Es el peor paso al Caos de toda la saga, ni es gradual como en otros personajes de la Herejía (Lucius por ejemplo) ni tiene un hecho desencadenante (como en Horus), porque no, estar triste y leer un libro no te hace pasarte al Caos. Es comprensible su traición al Imperio para proteger Caliban, ya que se siente traicionado, pero no el paso al Caos, eso no tiene sentido tal cual está en la novela.

¿La volveré a leer?

Si, sin ninguna duda, y no solo cuando relea toda la saga, sino como piezas separadas, leyendo primero El descenso de los ángeles y luego Ángeles caídos. Pese al par de cosas malas merece mucho la pena, es más, no sé si aguantaré a que salga la siguiente de los ángeles oscuros en castellano y me lo compraré  directamente en inglés XD.