Los Mil Hijos

img_20170217_004323

Ya terminé de leer el último libro que me regalaron estas navidades, el número XII de la Herejía de Horus, y para mi sorpresa está muy bien escrito, una perfecta mezcla de Ciencia Ficción y Fantasía. Una persona que desconozca por completo el universo de Warhammer 40k y le gustasen estos géneros literarios disfrutaría por completo. Pero antes de seguir con la reseña…

¡¡¡Alerta de spoilers!!!

De aquí en adelante aparecerán algunos detalles de la trama, no sigas leyendo si no quieres que te estropee el libro. Quedas en sobre aviso:

Las cosas buenas.

  • Los hechos que cuenta la novela, narrando todos los sucesos que ocurren paralelamente al resto de la Herejía y que la afectan de manera importante pero que de momento solo se habían tratado de forma tangencial.
  • La historia de Magnus y Ahriman, tanto a nivel individual como el distanciamiento que empieza a producirse entre ambos.
  • Las mutaciones de los Mil Hijos y los intentos para detenerlas, y la implicación que tienen en la historia de Ahriman.
  • El paso de Magnus al Caos, mucho mejor llevado que el de Luther en “Los ángeles caídos”
  • La caída de Próspero. La “epicidad” del momento es tal que deseas saber la historia de cada marine espacial a cada pagina que pasas, incluso de los anónimos.

Las cosas malas.

  • El traslado de Tizca, la ciudad de Prospero, al Planeta de los Hechiceros, y en general el tratar de casar el final del libro con el trasfondo oficial de Games Workshop en las últimas 3 páginas. Es el único fallo del libro,  se hace de forma tan abrupta que queda cutre.

¿Lo volvería a leer?

Sí, pero antes me gustaría saber la otra versión de la historia, la de los Lobos Espaciales, me imagino que esa se narra en Próspero en llamas, el nº XV de la herejía, si no me llevaré una gran decepción.

Anuncios